TDAH, otra mirada sobre este síndrome (buscando, además de las individuales, las causas sociales y hasta el espirituales del TDAH). El Trastorno Por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad como un mal de nuestro tiempo.

¿Es el Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad un problema psiquiátrico o un problema social, de todo el sistema? ¿Y si fuera, en realidad, y en primer lugar, una cuestión de tipo espiritual? n todas las tradiciones se insiste en que es necesario educar y afinar la atención. Una de las principales cualidades de todo santo o maestro es su capacidad para estar sumergido completamente en el presente, sin escapar nunca para acceder a lo real. Pero el mundo en el que vivimos nos invita a evadirnos de nosotros mismos. Nos empuja a soñar, distraernos con la publicidad o la fuerza de atracción de las pantallas, habitar otro espacio, u otro tiempo, otra alma que la nuestra e incluso otro cuerpo. ¿Y si no se tratara de medicar a los niños que no pueden estar sujetos durante seis horas diarias (a veces más) a una silla, sino de revisar por completo, y desde los cimientos, nuestro sistema de vida?

 

Yo también tengo TDAH – Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad
Etiquetado en:        

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.